Como prevenir y curar la impotencia

Olvídate de la impotencia y disfruta tu sexualidad con tu pareja

La impotencia es una de las disfunciones más extendidas de la sexualidad masculina. No obstante, su carácter traumático constituye un problema que puede solucionarse si se aplica una terapia ajustada a la causa que lo provoca.

Puede ser originada por trastornos de carácter psicológico y orgánico.

Es de fácil solución si se aplica un tratamiento adecuado.

Las causas psicológicas están determinadas por la ansiedad originada en el miedo al fracaso sexual, la inhibición sexual provocada por el estrés o los conflictos de pareja. También por prejuicios morales o religiosos, inseguridad, actitudes negativas, etc.

Las causas orgánicas comprenden las complicaciones de la diabetes, y las afecciones u oclusiones vasculares y arteriales, que influyen en el flujo y la presión de sangre del pene. El uso de ciertos medicamentos (hipotensores, antidepresivos, antipsicóticos, etc.) y el alcoholismo o la drogadicción pueden generar impotencia.

 

Prevención

Como regla general, es recomendable no fumar, no beber alcohol en exceso y seguir dietas equilibradas.

sexualidadenpareja

 

Tratamientos alternativos:

Fitoterapia

 

Ginseng 

Propiedades. Acción adaptógena, hipertensora y antiradicales libres.

Preparación y uso.

Decocción: 1 g de raíz en 250 ml, se hierve 3 minutos y se bebe 1 taza al día, preferentemente por las mañanas.

Polvo: 1g/día repartido en dos o tres tomas.

 

Damiana (hojas)

Propiedades. Acción tónica estimulante del sistema nervioso, diurética y expectorante.

Preparación y uso. Infusión: una cucharada por taza. Beber 3 tazas al día.

 

Dietética.

Alimentos ricos en cinc.

La vitamina E favorece el apetito sexual.

Click en la imagen para ver los 15 alimentos para aumentar la testosterona:

testosterona

 

Aromaterapia

Un masaje general con aceite esencial de sándalo, salvia y alangilán tiene efectos afrodisíacos y proporcionan cierta relajación.