¿El aluminio es tóxico para nuestro cuerpo?

El aluminio fue considerado, durante mucho tiempo, virtualmente inocuo para los seres humanos. Sin embargo, su impacto sobre los sistemas biológicos ha sido objeto de mucha controversia en las décadas pasadas y una profusa investigación ha demostrado que puede producir efectos adversos en plantas, animales acuáticos y seres humanos.

Es preciso tener en cuenta que el aluminio lo encontramos en nuestro organismo, principalmente en concentraciones bajas en la orina, sangre y tejidos. Y en concentración alta en el cerebro, tejido pulmonar, riñones y glándulas tiroideas.

Intoxicación por aluminio

No obstante, según investigaciones científicas norteamericanas llevadas a cabo en los últimos años, parece que las células cerebrales de personas aquejadas de Alzheimer contienen cinco veces más concentraciones de aluminio que personas que no tienen la enfermedad. Por tanto, nos encontramos ante una neurotoxicidad demostrada en el caso de la enfermedad de Alzheimer, que también depende de factores genéticos.

Dicho esto, prácticamente es imposible evitar el contacto con el aluminio, ya que es habitual encontrarlo en los utensilios de cocina que utilizamos cada día en nuestra cocina.

Sin embargo, aunque todos tenemos cierta cantidad de aluminio en nuestro organismo y generalmente utilizar utensilios de cocina con aluminio no supone ningún problema, la presencia de aluminio es tóxica para nuestro organismo cuando se produce una acumulación mayor de tres gramos por día.

Si te preocupa la intoxicación por aluminio, te aconsejamos conocer más sobre sus principales síntomas:

Excesiva transpiración.

Náuseas y mareos.

Dificultades en el habla.

Cólicos.

En caso de diagnóstico de intoxicación por aluminio, es fundamental evitar el contacto con productos que contengan o lleven aluminio.

Asimismo, tanto la vitamina C como la vitamina D ayudan a favorecer la absorción de aluminio en el intestino.

 

Leave a Reply