Guía de alimentación vegana para bebés y niños

Alimentación vegana en Bebés

Todos los bebés, sean veganos o no, deberían ser amamantados por el período que la madre y el bebé estimen. La leche materna suple todas las necesidades del bebé hasta los 6 meses de edad. Los sólidos no deberían introducirse antes de los 4 meses debido al posible riesgo de alergias producto del sistema digestivo inmaduro del bebé, que quizás no sea capaz de lidiar con el alimento tan tempranamente. Las leches vegetales pueden ser introducidas en las dietas de los bebés veganos durante el destete, pero no como única fuente de alimento.

Una alimentación 100% vegana puede otorgar todos los nutrientes para el crecimiento y desarrollo con la posible excepción de la vitamina B12, que deber ser dada a modo de suplementos si la dieta no está fortificada con este nutriente.

Los nutrientes claves para los niños veganos son las proteínas que fácilmente se pueden conseguir si tienen una dieta variada. Las legumbres, granos, nueces y semillas son buenas fuentes de proteínas. El calcio también es importante para sus huesos y dientes en crecimiento, y las fuentes veganas son las leches no lácteas fortificadas, tofu con sulfato de calcio, porotos asados, verduras de hojas verde oscuras con un contenido bajo de ácido oxálico como la col rizada. Puede que se necesiten suplementos de calcio si la dieta no es adecuada.

bebe vegano

La anemia ferrosa es el problema nutricional más común en la infancia y los niños veganos no son más propensos a ella que los que no son veganos. Los granos enteros o enriquecidos, los cereales fortificados con hierro, las legumbres, las verduras de hojas verdes y los frutos secos son buenas fuentes de hierro.

Asegúrate que tu infante reciba al menos 30 minutos de exposición solar por semana usando solamente el pañal, o 2 horas por semana totalmente vestido sin ponerle gorro para que mantenga niveles normales de vitamina D. Bebés de piel más oscura requieren de una mayor exposición solar. Si la exposición solar es limitada, debido a factores como clima nublado, invierno, o ser de piel oscura, los infantes necesitarían suplemento de vitamina D (400 IU por día). La deficiencia de vitamina D conlleva al raquitismo (debilitamiento de los huesos debido a la falta de minerales en la dieta).

Ha habido mucho interés acerca de los ácidos grasos de cadena larga y no creo que se necesite un suplemento. El DHA es un ácido graso no esencial, porque el cuerpo lo produce a base del ácido alfa linolénico (ALA). Los berries, verduras de hojas verdes, semillas de linaza, la colza o canola, el cáñamo y las nueces son fuentes de ALA. Es importante que una dieta vegana sea variada y bien balanceada para asegurar la conversión adecuada de este ácido graso. Por lo tanto, se recomienda agregar aceite de linaza o canola, a la dieta del niño desde el año. Lo ideal es que ingieran alrededor de media cucharadita de aceite de linaza o una cucharadita de semillas de linaza diariamente.

Existen diversos estudios que han examinado las ingestas nutricionales de los niños veganos y los beneficios de salud de éstos, y están bien documentados ya que estos tienen ingestas mayores de frutas y verduras, menores ingestas de grasa, grasas saturadas y colesterol que sus contrapartes omnívoras. Esto puede ser importante al reducir el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas y obesidad. Además, una alimentación 100% vegana puede acercar a los niños a una mayor variedad de alimentos vegetales enteros para ayudarles a establecer hábitos alimenticios saludables de por vida. Esto es un contraste con los niños omnívoros que se deleitan con hamburguesas, dulces y otra comida rápida. En conclusión los niños veganos son más saludables que los sus contrapartes omnívoras.

 

 

Planificación diaria de alimentación vegana para bebés:

 

6 meses

Leche materna o fórmula a base de soja.

1 porción de puré de vegetales.

2 porciones de puré de frutas (no combinar frutas en la misma porción).

 

6-8 meses

Leche materna o fórmula a base de soja.

2 onzas de jugo de algún cítrico.

1 porción de puré de vegetales.

2 porciones de puré de frutas (no combinar frutas).

1 porción de legumbre (cocida).

 

9-10 meses

Leche materna o fórmula a base de soja.

4 onzas de jugo de algún cítrico.

1 porción de cereal para bebés fortificado mezclado con leche de soja.

3 porciones de pedacitos de frutas y vegetales suaves o cocidos.

1 taza de legumbres.

 

11-12 meses

3 porciones de leche materna o fórmula a base de soja.

4 onzas de jugo de algún cítrico.

4 porciones de pedacitos de frutas y vegetales suaves o cocidos.

3 porciones de fruta.

1 taza de legumbres.

2 porciones de cereales.

Gradualmente introducir tofu y yogurt de soja.

 

1-4 años

3 porciones de fórmula (no láctea).

4 onzas de jugo de algún cítrico.

3 porciones de cereales.

4 porciones de fruta.

¼ taza de vegetales de color verde oscuro.

1 taza de otros vegetales

1 porción de oleaginosas.

1 taza de legumbres.

 

5-6 años

3 porciones de leche vegetal.

6 onzas de jugo de algún cítrico.

5 porciones de cereales.

5 porciones de fruta.

½ taza de vegetales de color verde oscuro.

2 porciones de otros vegetales.

2 porciones de oleaginosas.

2 porciones de legumbres.

 

7-12 años

3 porciones de leche vegetal.

8 onzas de jugo de algún cítrico.

6 porciones de cereales.

5 porciones de fruta.

1 taza de vegetales de color verde oscuro.

4 porciones de otros vegetales.

2 porciones de oleaginosas.

3 porciones de legumbres.

 

13-19 años

2 a 3 porciones de leche vegetal.

8 onzas de jugo de algún cítrico.

8-10 porciones de cereales.

3 porciones de oleaginosas.

5 porciones de fruta.

1 taza de vegetales de color verde oscuro.

5 porciones de otros vegetales.

3 porciones de legumbres.

 

Si te interesa una dieta para tu infante, puedes enviarme un e-mail a: vegananutricion@gmail.com  la consulta se realiza a través de Skype y tiene un costo de 20 dólares (incluye dieta personalizada).