¿Porque? Una Copa De Vino Al Dia No Es Beneficioso Para La Salud

El estudio sobre los beneficios de beber una copa de vino al día fue publicado en Journal of Studies on Alcohol and Drugs, y en él se explica que tras analizar anteriores investigaciones que sostuvieron que beber una copa de vino al día era beneficioso, se observó que éstas estuvieron sesgadas o fueron mal elaboradas y, no solo eso sino que, señalaban efectos positivos que no existen en realidad.

Según indicó Tanya Chikritzhs, de la Universidad Curtin, Australia, el problema radicó en cómo los estudios compararon a bebedores con no bebedores para evaluar qué grupo era más saludable, informó ABC.

Los investigadores concluyen que entre los abstemios, que son comparados frecuentemente con bebedores moderados, se incluyeron a antiguos bebedores que habían dejado el alcohol por cuestiones de salud.

“Lo que estos estudios tienden a hacer cuando están tratando de identificar a un grupo abstemio es mezclar allí a un montón de personas que no han bebido en los últimos 12 meses, con un montón de personas que solía beber hace 10 años, 5 años…”, comentó la profesora.

una copa de vino al día

Una copa de Vino al Día

Los investigadores de la Universidad de Victoria están haciendo nuevos estudios con base en los anteriores para conocer los beneficios del consumo moderado de alcohol y beber una copa de vino al día y sus supuestos puntos a favor para la reducción del riesgo de la enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y diabetes. Resaltan que, “bebedores ocasionales, o las personas que toman una bebida por semana, suelen ser más sanos”.

Esta nueva revisión encontró que los estudios previos contienen un “sesgo abstemio”, en aquellos que abandonaron sus problemas con el alcohol relacionados a sus implicaciones en la salud. Investigaciones previas agruparon a abstemios y exbebedores por igual. Esto se traduce en que los abstemios están peor que las personas que beben tres o cuatro bebidas al día.

Se pudo conocer que 75% de los “abstemios” resultaron ser exbebedores o personas que tuvieron que dejar de beber debido a problemas de salud o por la ingesta de algún nuevo medicamento.

“Los beneficios para la salud parecen ser exagerados, mientras que los riesgos podrían ser subestimados”, comentó Tim Stockwell, psicólogo y director del Centro de Investigación para las Adicciones de la universidad, según un reporte de Global News.

Stockwell y su equipo llevaron a cabo una revisión exhaustiva de 87 estudios aplicados en personas bebedoras.Además, trazaron la nueva investigación basándose en 3.000 obras publicadas.

Después de corregir este sesgo, dijeron que las personas que bebieron y dejaron de hacerlo están en mayor riesgo de tener problemas de salud.

Esto no es necesariamente culpa de investigaciones previas. Muchas de ellas son piezas de estudios caros y extensos cuyos tamaños de muestra ascienden a las 50.000 personas. Algunos de los pequeños detalles que pudieron haber tenido es que preguntaban cuánto la gente había bebido las últimas semanas, en lugar de los últimos años.

Incluso, pudieron haber preguntado con qué frecuencia beben pero no necesariamente la cantidad.

El 80% de los canadienses toma o ha tomado algún tipo de bebida alcohólica, de acuerdo a estimaciones hechas en 2013. Al menos 3,1 millones de personas bebieron lo suficiente como para estar en riesgo de lesión inmediata, y otro 4,4 millones están en riesgo de enfermedades crónicas, incluyendo cirrosis hepática y cáncer, según un informe de la Agencia de Salud Pública de Canadá.

También te puede interesar los estudios sobre no comer carne.